Loading...
You are here:  Home  >  Columnistas  >  Current Article

Un partido en dos mitades

By   /  16 Mayo, 2016  /  1 Comment

    Print       Email

Por: Adolfo Méndez Ríos

El liderato del Partido Nuevo Progresista (PNP) está cometiendo el peor error que se puede cometer en  cualquier proceso político. Sus acciones y expresiones están cercenando en dos mitades a su propia colectividad política. Por un lado están las huestes de Ricardo Roselló y por el otro están las huestes de Pedro Pierluisi. Dos conocidos analistas, Zaida “Cucusa” Hernández y Luis Dávila Colón se han encargado de echarle leña al fuego y fungen de portaestandartes del bando de Ricky. A ellos se han unido Abel Nazario, alcalde de Yauco y la exsenadora Norma Burgos. El propio Pedro Pierluisi es el abanderado de su candidatura y tiene el rol de explicar y atacar al mismo tiempo. La lucha es sin cuartel, por lo que no hay que ser un genio político para anticipar que el Partido Nuevo Progresista (PNP) va a salir de este este proceso primarista maltrecho y dividido.

 

La realidad es que  ambos bandos se están tirando con todo y nadie está pensando en lo que pudiera ocurrir una vez se decida el ganador entre los dos  contendientes. Las heridas de este proceso no van a sanar en el poco tiempo que habrá por delante antes de las elecciones. Es una realidad que desde el bando de Roselló han surgido los mayores ataques en contra de la persona del Comisionado Residente, Pedro Pierluisi. Esto es algo que uno no se puede explicar. A diario estos analistas hacen fiesta con la figura del Comisionado Residente. Se les olvida que fue el propio Pierluisi el político que más votos sacó en las pasadas elecciones. Lo anterior sugiere que el Comisionado Residente es un político capaz de atraer votos  de otras colectividades. Por el contrario, Ricardo Roselló lleva sobre sus espaldas el fantasma de un padre demonizado por un sector de la prensa, lo que significa que los enemigos y las pasiones que desata Pedro Roselló pudieran  transferirlas a  su hijo. En una contienda cerrada será muy difícil que Roselló, hijo, pudiera ser capaz de atraer votos populares para su candidatura. No podemos olvidar que Luis Fortuño logró un sólido triunfo de unos  doscientos mil votos por el respaldo que recibió de miles de populares que ya habían votado por él en las primarias donde se enfrentó a Pedro Roselló.  En aquellas primarias hubo una clara participación de populares a favor de Fortuño para parar las intenciones de Pedro Roselló de volver a la gobernación. La historia pudiera repetirse.

 

Nadie puede negar que el Partido Nuevo Progresista (PNP) tiene grandes posibilidades de obtener un triunfo electoral en estas próximas elecciones, pero la victoria no está asegurada. La división de sus huestes a la que hago referencia pone en grave peligro el triunfo de la Palma. El Partido Popular Democrático (PPD) mantiene una fuerza electoral monolítica de alrededor de ochocientos mil electores. La fuerza electoral del PNP  es de cerca de un millón de electores. El problema es que los resentidos en las primarias pudieran representar miles de votos menos para la colectividad, con el agravante de que un gran sector de votantes del PNP ya se ha marchado a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades.  No veo cómo un Pedro Pierluisi pudiera montarse en tribuna a favor de la candidatura a la gobernación de Ricardo Roselló ni como este último pudiera montarse en tribuna a favor de Pedro Pierluisi, después de un proceso primarista de tantos ataques. Las heridas que van a quedar van a ser  tan hondas que es casi imposible una reconciliación. Esto le beneficia a David Bernier y al Partido Popular Democrático  ya que un PNP divido en dos mitades pudiera perderse con el PPD.

 

El autor es un reconocido profesional de las Comunicaciones. (Comentarios a mendezrios@coqui.net)

mitad

    Print       Email

About the author

Ferdinand G. Aponte Rivera es un joven periodista que cuenta con 6 años de experiencia dentro del campo de los medios de comunicación. Laboro en emisoras de radio, medios digitales entre otros. Actualmente dirige el Periódico El Imparcial de Puerto Rico.

1 Comment

  1. Madeline Ramos dice:

    El único que habla de reunification es el doctor Ricardo Rosselló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los desaciertos del gobernador

Read More →