Loading...
You are here:  Home  >  Noticias  >  Current Article

Desde mi óptica imparcial: La grave situación venezolana

By   /  7 Junio, 2016  /  No Comments

    Print       Email

Por: Adolfo Méndez Ríos

La República de Venezuela vive momentos trágicos como consecuencia de un gobierno que desconoce las reglas del juego democrático y que se empeña en someter a su pueblo al hambre y la miseria. La situación del hermano país es realmente caótica.  La revolución chavista primero, y el presidente Nicolás Maduro como  heredero de Hugo Chávez en el poder, se han encargado de destruir lo que  fue una de las economías más florecientes de todo Centro y Sur América.  Los cánticos engañosos de un socialismo que se suponía que era para mejorar las condiciones de vida de los más necesitados, se ha convertido en la peor pesadilla para las clases humildes. Estos han visto como su canasta familiar se ha  reducido en forma geométrica lo que ha tenido el efecto de generar una grave escasez de  los alimentos y productos básicos para la alimentación del venezolano.

 

Lo peor del caso es que sin un apoyo popular mayoritario, Maduro sigue gobernando a Venezuela en forma truculenta, ignorando las más elementales reglas del proceso democrático mediante el uso dictatorial de los Cuerpos Judiciales que continúan avalando todos sus desafueros administrativos y legales. El daño que le hace Maduro a la institucionalidad de Venezuela es realmente desastroso. Una vez los sectores democráticos obtengan el poder presidencial nuevamente, tendrán que llevar ante la verdadera justicia a todos esos jueces que han actuado en contra del pueblo venezolano al interpretar en forma acomodaticia para Maduro todos los asuntos en los que ha prevalecido el deseo de perpetuar en el poder a un régimen que ya está desgastado y derrotado moralmente ante su pueblo y ante la comunidad mundial.

 

Aquellos que  tuvimos la oportunidad de residir en Venezuela y de conocer de cerca los ideales democráticos del  pueblo venezolano, y que a la vez disfrutamos de un  país que gozaba de una gran condición  social y económica donde los mercados se desbordaban de productos para la familia venezolana, nos duele la actual  situación que afronta el país bolivariano. Las familias venezolanas están viviendo unos momentos horribles por la carencia de productos y de alimentos básicos. En las urbanizaciones de Venezuela los vecinos se están poniendo de acuerdo para detectar los comercios que tienen determinados productos de manera que las familias acudan a estos lugares a abastecerse. Se está dando el caso de que muchas familias hacen trueques entre sí de productos para intercambiarlos  por los que necesitan.

 

Uno no puede permanecer ajeno a la gravedad del caso de Venezuela. El presidente Maduro no ha sido capaz de conciliar a los venezolanos. Lo único que él parece entender es la política de la represión. Tal parece que no es un estudioso de la historia política. Todos los dictadores que actuaron como lo hace Maduro al presente, terminaron derrotados y desprestigiados por voluntad popular. Lo único que quedó de todos ellos fue un triste recuerdo de su estupidez y de su preponderancia salvaje.

 

El autor es un reconocido profesional de las comunicaciones. Comentarios a: mendezrios@coqui.net

Vista_PlazaVenezuela2

    Print       Email

About the author

Ferdinand G. Aponte Rivera es un joven periodista que cuenta con 6 años de experiencia dentro del campo de los medios de comunicación. Laboro en emisoras de radio, medios digitales entre otros. Actualmente dirige el Periódico El Imparcial de Puerto Rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Jenniffer González anuncia más de $8 millones en fondos para la salud y la niñez en Naranjito e Isabela

Read More →