Loading...
You are here:  Home  >  Columnistas  >  Current Article

De nuevo al ruedo

By   /  10 Mayo, 2016  /  No Comments

    Print       Email

Por: Adolfo Méndez Rios

    Me complace colaborar con El Imparcial en esta aventura digital. Me propongo reanudar mi labor de columnista la cual inicié con el desaparecido periódico El Mundo de Don Ángel Ramos hace varias décadas, junto a grandes escritores como Salvador Tió, Gustavo Agrait y Samuel Badillo, alias Cantaclaro. Aquella fue una época gloriosa en la que el estilo de las columnas era muy incisivo y mordaz. Nunca olvido que por ser yo un escritor novel que contradecía a los grandes escritores ya mencionados, tuve que aguantar una lluvia de ataques que perseguían descalificarme como columnista. Finalmente, y para hacer el cuento corto, pude darles una lección a dichos veteranos y famosos escritores ya que mis análisis de la realidad puertorriqueña fueron más acertados que los de ellos.
    El convertirme en columnista de loa noche a la mañana fue algo inusitado. Por mi profesión de comunicador y relacionista público se suponía que yo no debía expresar mis opiniones sobre el acontecer cotidiano. Al menos, eso era lo que creían varios colegas de la época que seguían atados a la costumbre tradicional que era copiada de los relacionistas de principios de siglo que entendían que la labor de relaciones publicas era como una especie de maniobra de magia en la que se escondían las artes que le daban forma al servicio que se prestaba. La realidad es que muchos de esos antiguos comunicadores utilizaban mecanismos oscuros para lograr sus propósitos y a ello obedecía que prefirieran permanecer en el anonimato.
    En mi caso particular yo siempre he actuado de cara al sol, y sin eufemismos ni engaños. Ello me otorgaba el derecho a expresarme públicamente sobre los asuntos que conciernen a nuestra sociedad. Luego de El Mundo, colaboré con el Nuevo Día, El San Juan Star, El Vocero y en diferentes periódicos regionales como El Expresso de Puerto Rico y El Oriental de Humacao. Puedo decir con el mayor sentido de humildad que mis columnas periodísticas han sido siempre acertadas en lo que a mis análisis se refiere. Pero sobre todo, las mismas siempre han sido respetuosas donde nunca ha prevalecido el fanatismo ni el ataque a mis semejantes. Ese estilo respetuoso siempre me ha ganado muchos adeptos.
    Para aquellos de las nuevas generaciones que no me conocen quiero decirles que he sido un obrero de la comunicación y de las relaciones públicas por más de cuarenta años. Me he desempeñado como asesor de numerosas empresas, organizaciones y agencias públicas, al mismo0 tiempo que he estado vinculado con por lo menos cuatro gobernadores de nuestra isla. Durante todo ese largo historial he obtenido numerosos logros y distincio0nes como asesor en situaciones de mucha dificultad. Soy un observador objetivo de la realidad puertorriqueña por lo que me siento capacitado para seguir orientando a mi pueblo en momentos en que hay tanta necesidad de comprender lo que acontece a diario. Esta es mi presentación inicial para el ciclo de columnas que me propongo desarrollar semanalmente desde esta tribuna digital. Espero que se mantengan atentos a este periódico digital.
(El autor de esta columna es un destacado profesional de las comunicaciones.)

    Print       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los desaciertos del gobernador

Read More →